Follow by Email

jueves, 6 de octubre de 2011

Plantas en cestas colgantes

Las cestas colgantes, constituyen elementos decorativos que no ocupan espacio físico requerido para muebles y otros accesorios, con la ventaja de que pueden ser bellamente ubicadas en rincones, en áreas de patios y terrazas, al aire libre, bajo pérgolas o de otras plantas y dentro de la casa. En la decoración moderna, las cestas de gran tamaño juegan un papel importante y protagónico en la decoración de espacios de líneas rectas y minimalista.
Se trata de cestas para colocar plantas, elaboradas en distintos materiales, desde hierro hasta plástico y mimbre o ratán. En su interior se colocan cubiertas hechas de elementos naturales generalmente degradables y orgánicos tales como fibra de coco. Hoy en día existen en el mercado una gran cantidad de muchos modelos de cestas colgantes, de formas variadas, desde conos, hasta redondas y cuadradas. También es común encontrar las cestas en media luna o semicírculo para colgar en la pared.

Escoja una cesta del material y tamaño de su preferencia. La selección puede depender de las plantas que desea sembrar o del espacio del cual dispone. El sistema de anclaje de la cesta puede ser un soporte o un gancho muy fácil de colgar. El punto para fijar la cesta debe ser un gancho seguro en una base sólida o viga o metal, cercano a una fuente de luz.

A continuación les explico paso a paso cómo llenar su cesta colgante. 


Comience por el fondo de la cesta, colocando el soporte: éste se introduce directamente en contacto con de la cesta y en su función es contener a la tierra o substrato. Existen soportes de materiales orgánicos y también de plástico. Si usa el de plástico asegúrese de abrirle pequeños orificios para que el agua drene.

Coloque en el fondo una capa de musgo, luego agregue el substrato: generalmente se usa tierra abonada bien suelta. En algunos casos sobre todo para los helechos y orquídeas se coloca en el substrato tres partes de fibra de coco y musgo por cada parte de tierra. No llene el soporte totalmente, solo hasta la mitad, presione la tierra  y termine de llenar después de sembrar las plantas. Si desea fertilizar, este es el momento de agregar un poco de humus  o tierra abonada.

Finalmente la cesta está lista para colocar el componente estrella como son las plantas. A la hora de elegir, se pueden combinar distintas texturas y colores para que la cesta sea más vistosa. La elección de la planta dependerá principalmente de la cantidad de luz disponible y generalmente las plantas que emiten tallos postrados que colgarán de la cesta son las más usadas.

Soportes de fibra de coco
A continuación les recomiendo algunas plantas de uso frecuente en cestas colgantes para ambientes techados:
helechos
begonia
hiedra,
poto
ficus
repens
loto
orquídeas
singonio
filodendron

Para cestas colgadas al aire libre se recomiendan: geranios, petunia, loto, verbena y clematis. Las plantas son muy fáciles de sembrar en cestas ya que generalmente le substrato es bien suelto. Realice un agujero con las manos o con ayuda de una palita, introduzca las raíces de las plantas seleccionadas y tape con más substrato presionando alrededor de la plantas para asegurarse de que quedó bien en contacto con el substrato. Finalmente proceda al riego: el primer riego debe ser abundante para asegurarse de que el soporte quede bien  húmedo. Si quiere regar con menos cantidad de agua asegúrese de remojar el soporte en un tobo con agua antes de colocarlo en la cesta.
Algunas cestas son particularmente llamativas por los colores de las flores, otras por los colores de las hojas y algunas por la manera en que las plantas crecen dentro de ellas y en algunos casos cuelgan casi hasta el piso. Si desea colocar varias plantas en su cesta, entonces piense en el diseño, es decir, en los colores de las flores, de las hojas y la forma en que quiere que se vean al colgarlas.



El helecho "cacho de venado" Lycopodium sp.  se adapta perfectamente a las cestas colgantes

Helecho canarias Davallia canariensis

El cuidado de las cestas colgantes es similar al de cualquier maceta con plantas, con la diferencia de que las cestas estarán más expuestas por todos lados, por ello les recomiendo seguir los siguientes consejos:
Riego: representa una de las mayores dificultades en las cestas colgantes, sobre todo en verano debido a que se requiere regarlas con mayor frecuencia. Lo mejor es disponer una manguera larga o regadera que permita regar con comodidad sin tener que usar escaleras. Una vez que complete su cesta riéguela bien por varios días antes de colgarla por primera vez.

Mantenimiento: las cestas son muy duraderas, el soporte de fibra de coco suele durar bastante, sin embargo, al ser natural con el tiempo se descompone y se rompe, por lo que hay que reemplazarlo por uno nuevo. Si el soporte es plástico durará mucho más, pero no es tan orgánico y natural.





ladoctoradelasplantas@hotmail.com

2 comentarios:

  1. excelente articulo, sencilla explicacion, fotos lindas, me encanta, muchas gracias tratare de que las que hare pronto me queden tan bonitas.

    ResponderEliminar