Follow by Email

lunes, 10 de octubre de 2011

Maíz y miel para preparar un exfoliante natural de la piel

No importa si vivimos en el trópico o en zonas templadas, nuestra piel está constantemente expuesta a factores externos como el polvo, el sol, agentes químicos como jabones y cremas, todos ellos se acumulan causando que  la piel se vea opaca y sin brillo. 

Utilizando dos productos naturales como miel y harina de maíz (Zea mays L.) podemos preparar un excelente exfoliante. Si no encuentras harina de maíz en la ciudad donde vives, entonces usa harina de trigo  (Triticum aestivum L.) sémola o semolina.


Para ello mezcla dos cucharadas de miel con dos cucharadas de harina de maíz blanco o amarillo. Usa una cuchara preferiblemente de madera hasta obtener una pasta o crema homogénea. Aplícala sobre la zona de la piel que deseas exfoliar. Deja por unos cinco minutos y luego lava con agua tibia.


¿Para qué sirve? Es ideal para remover manchas ocasionadas por el sol en cualquier parte del cuerpo, controlar la grasa del rostro tanto en mujeres como hombres, así como para devolverle a la piel su estado de limpieza y brillo.

¿Cuáles son los beneficios de usar este exfoliante natural? 
acción exfoliante y limpiadora ejercida por la harina de maíz
acción emoliente, suavizante y nutritiva que ofrece la miel.


¿Cada cuanto lo puede aplicar?
La piel se debe exfoliar una vez por semana



Mazorcas de maíz en la planta

Plantas de maíz


Harina de maíz comercial



¿Qué hacer si me queda producto preparado?
La crema o pasta exfoliante natural no se daña, así que si después de la aplicación te queda producto, lo  puedes conservar en un envase con tapa para una segunda aplicación.

La miel, es un producto que las abejas elaboran para nuestra belleza, salud y nutrición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario