Follow by Email

viernes, 29 de enero de 2016

“Buenas Tardes o Vicaria” Una planta fácil de cultivar que alegrará tu jardín

Dra. María Ferrarotto

ladoctoadelasplantas@hotmail.com


La especie comúnmente conocida como buenas tardes o vicaria, (Catharanthus roseus), pertenece a la familia de plantas Apocynaceae y es una alternativa viable para darle color al jardín ya que es una planta de bajo mantenimiento, es decir, no requiere poda, no posee espinas, crece muy rápido y se reproduce generando nuevas plántulas espontáneamente cuando las semillas van cayendo al suelo y germinan cerca de la planta madre.

La vicaria, es una planta que crece a plena exposición solar. Es una hierba anual, leñosa en su base y muy ramificada, que puede alcanzar hasta 80 cm de altura. Presenta hojas de color verde oscuro, brillantes en el haz, sus ramas pueden ser erectas o decumbentes y sus flores relativamente grandes son axilares, solitarias, de corto pedúnculo que van desde el blanco, blanco con centro rojo, blanco con centro disperso hasta el rosa violeta. Su fruto es un folículo dehiscente que contiene numerosas semillas (más de 20) de color negro.

Esta planta se multiplica generalmente por semillas, aunque también mediante estacas de tallo semi lignificadas con un éxito de alrededor del 50 %. Es más recomendable multiplicarla por semillas, para lo cual, se recomienda hacer semilleros en naves techadas o canteros, se humedece la tierra un día antes de la siembra y se trazan surcos superficiales (de 1,5 cm de profundidad) espaciados a unos 8 cm. Las semillas se distribuyen a chorro corrido a lo largo de los surcos y se cubren con una ligera capa de tierra. De esta manera, alrededor de los 10 días se inicia la germinación. Se requieren aproximadamente 400 gramos de semillas para obtener las plantas necesarias para cubrir una hectárea. 

Fecha para realizar los semilleros: está enmarcada entre noviembre y mayo, aunque parece que la mejor fecha resulta el mes de enero. Al principio se aplicarán riegos diarios de baja lámina, luego se espacian a días alternos hasta su trasplante. 

A los 60 días después de la siembra cuando las plantas hayan alcanzado entre 10 y 15 cm de altura, se realiza el trasplante. En ese momento se humedece bien la tierra para sacar las plántulas evitando dañar las raíces.

Si es para cultivo a nivel comercial, las plántulas se colocan en los surcos a una distancia de 90 x 30 cm, equivalente a 37.000 plantas por hectárea, este espaciamiento entre plantas favorece su crecimiento erecto.

Si se van a cultivar en macetas, se debe seleccionar una maceta de al menos unos 50 cm de profundidad y unos 40 cm de diámetro. En una misma maceta se puede colocar plantas de buenas tardes con flores de varios colores para lograr un hermoso efecto de colorido para el jardín.


Foto crédito:
seedpods and seeds.
Photograph by: Didier Descouens
Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0



https://www.youtube.com/user/DoctoraMariaFernanda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada