Follow by Email

jueves, 29 de septiembre de 2011

Ahorre dinero multiplicando sus plantas

Durante su ciclo de vida, las plantas crecen desarrollando raíces, tallos y hojas constantemente. Por ello se dice que son de crecimiento indeterminado. Basado en este proceso surgen las labores de jardinería y vivero en las cuales el objetivo principal es obtener plantas a partir de las plantas existentes, llamado propagación vegetativa o multiplicación asexual. Se podría decir que con la reproducción asexual, muchas plantas tienen la capacidad de formar perfectos clones de ellas mismas, de una manera perfecta y natural. Por ello, si usted ya tiene plantas en su jardín, terraza u oficina puede ahorrar mucho dinero multiplicándolas utilizando partes de ellas mismas.
En este tipo de propagación, una hoja, un trozo de tallo o un pedazo de raíz, se pueden usar para obtener una nueva planta, de modo que constituyen “semillas” vegetativas. Así, si usted tiene una planta que se pueda propagar usando trozos de tallo, como el caso de la cayena, la rosa, el croto, el palo de Brasil, lo único que tiene que hacer es cortar tantas secciones de tallos como plantas que quiera obtener y colocarlos en las condiciones mas favorables para que broten las nuevas raíces y las hojas. De este modo podrá obtener muchas plantas a partir de una que ya tenga.
Aunque no todas las especies se multiplican de la misma manera, algunas de ellas nos facilitan mucho el trabajo puesto que, generan pequeñas plantas a su alrededor. Son las que comúnmente decimos que “producen “hijos”, es común escuchar “regálame un hijito de esa planta”, este es el caso de la sábila, mala madre o cinta. En estos casos no hay que hacer más que sacar los “hijos” con cuidado de no romper las raíces y sembrarlos aparte.
A continuación les presento algunas técnicas de propagación vegetativa o asexual y las especies en las cuales las pueden aplicar, si usted ya las tiene en su jardín, atrévase a multiplicarlas y ahorrará dinero. Si nos las tiene puede comparar un menor número de plantas ya que en un corto tiempo las multiplicará, ahorrando dinero.
Plantas que se pueden propagar por hijos: al alcanzar la madurez muchas plantas emiten los llamados estolones o tallos rastreros en los cuales a intervalos casi constantes brotan nuevos hijos. Éstos se pueden separar de la planta madre y sembrarlos aparte,. Algunas plantas que generan hijos son: la mala madre, cinta o araña (Chlorophytum comosum ), fresa (Fragaria vesca), sábila (Aloe vera), y bromelias (Guzmania sp., Bromelia sp.).

Plantas que se propagan por hojas: en general todas las suculentas o crasas se pueden reproducir de esta manera, incluso muchas veces las yemas brotan en las márgenes de las hojas produciendo nuevas plantas, aún sobre la planta madre, como en el caso del kalanchoe (Kalanchoe sp.), la escarlata (Kalanchoe blossfeldiana), y otras como la violeta africana (Saintpaulia ionantha), coleus o cretona (Coleus blumei) y peperonia (Peperonia obtusifolia) en las cuales se corta una hoja completa y se entierra su eje en un substrato suelto o en agua, para estimular la formación de raíces.


Hoja de violeta en tierra abonada

Violeta africana (Saintpaulia ionantha)


Kalanchoe sp. 
Propagación por tallos: en este tipo de reproducción asexual, se corta una trozo de tallo con hojas y se separa para sembrarse aparte como una nueva planta. Puede incluso colocarse en agua por unos días hasta que se las raíces se desarrollen y luego pasaralas a tierra. Muchas especies vegetales presentan este tipo de reproducción, como por ejemplo: la boa (Epipremnum aureum), cucaracha (Trandescantia zebrina), caña amarga (Dieffembachia seguine).
Brote de una yema en tallo de Dieffembachia seguine y planta

Cucaracha o zebrina (Trandescantia zebrina)


1 comentario:

  1. Muchas gracias yo tengo la madre madre y tiene muchos hijos nno sabia que hacer con ellos.

    ResponderEliminar