Follow by Email

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Plantas para el baño, cocina, salón comedor y las habitaciones.


Qué bueno es tener cada cosa en su lugar, tanto en nuestra casa, como en nuestro sitio de trabajo y también en nuestras vidas. Esto por supuesto no es fácil de lograr, no obstante, en eso consiste la vida en evolucionar, crecer día a día y organizarnos. Así como para cada cosa hay un sitio donde mejor parece estar, para las plantas también lo hay. No obstante, casi siempre, lo que a nosotros nos parece el lugar perfecto para una planta, para ella, no lo es, ya que cada planta tiene unos requerimientos de luz, humedad, temperatura y nutrimentos propios de su especie. Así, lo que para nosotros es mucha luz, puede que para la planta no lo sea, ya que su forma de captar la luz es distinta a la nuestra.

De lo que sí podemos estar seguros es que un ambiente cambia totalmente a nuestra vista al enriquecerse con verde proveniente de plantas naturales. Al colocar plantas, se producen otros cambios como movimiento de energía, purificación de agentes contaminantes del aire y enriquecimiento con oxígeno. Éstos últimos, aunque no los vemos, benefician nuestra salud y nos proporcionan bienestar.

En tal sentido, a continuación les daré algunas recomendaciones que les permitirán colocar cada planta en un lugar de su casa que le resulte más apropiado para su crecimiento y desarrollo.

El baño: es un lugar ideal para colocar plantas ya que generalmente es un sitio caliente y húmedo. El requisito adicional es que tenga suficiente luz natural, aunque casi siempre los baños cuentan con buena luz artificial. Se puede colocar: Potos (Epipremmum aureum): esta planta requiere un lugar luminoso pero sin sol directo. Si tuviese poca luz, pierde el color amarillo del variegado de las hojas. De vez en cuando rocíe con agua su follaje. Es fácil de propagar o reproducir y puede colocarse también en contenedores de vidrio sólo con agua. Crotos o croto (Codiaeum variegatum): necesita iluminación intensa para mantener vivos los colores y mucha humedad. No tolera cambios bruscos de temperatura. Se puede rociar diariamente con agua, se puede mantener el substrato húmedo colocando la maceta sobre una capa de piedras gruesas cubiertas con agua.

La cocina: Violeta africana (Saintpaulia ionantha), Orquídeas (Phalaenopsis) ambas especies requieren riego abundante, al menos dos veces por semana. Son plantas ideales para un rincón o sitio bien iluminado, donde no le llegue el sol directo. Ideales para colocar en el marco de una ventana. La ventaja de estas plantas es que presentan flores vistosas, las violetas florecen casi todo el año y las Phalaenopsis al menos dos veces al año pero sus flores duran hasta 15 días, lo cual nos permite disfrutarlas. Albahaca (Ocimun basilicum): es apropiada para cultivar en macetas en cocinas que tienen la suerte de recibir de sol directo. Tiene la ventaja de sembrarse por semillas y germinar en corto tiempo. Proveen la belleza de su follaje, aroma y sus hojas son excelentes aromatizantes de salsas y ensaladas.

El salón o comedor: Alocasia, oreja de elefante (Alocasia macrorrhiza) es una planta de sombra o semisombra. Requiere temperaturas más bien cálidas con bastante humedad en el ambiente. Si la temperatura es alta, rocíe el follaje con agua. Es ideal para espacios amplios ya que sus hojas son bastante grandes. Tronco de Brasil (Dracaena fragans) requiere mucha luz y calor, pero no pleno sol ni mucho riego. Se debe mantener el sustrato ligeramente húmedo, sin que quede empapado. Las variedades de hojas completamente verdes siempre soportan mejor la sombra que las jaspeadas o variegadas. Cactus son ideales para las áreas calientes en las que entra el sol directamente. Existen numerosas especies con especiales atractivos. Son plantas suculentas que se caracterizan por ser capaces de acumular agua en sus tejidos, con el objeto de sobrevivir a largos periodos de sequía. Son plantas muy resistentes y recomendables para aquellos que quieren iniciarse en el mundo de la jardinería. Aunque necesitan unas cantidades mínimas de agua, hay que regarlas y abonarlas periódicamente. Requieren suelos más bien arenosos. El género Mammillaria comprende más de 350 especies y variedades reconocidas, están muy de moda en la decoración de interiores y pueden utilizarse solas o en grupos.

Las habitaciones: Sansevieria o espada de Bolívar, también conocida como lengua de suegra (Sansevieria trifasciata) es una de las especies más resistentes para interiores. Resulta perfecta para quien se inicia en el cultivo de las plantas y para quien dispone de poco tiempo para cuidarlas. Es resistente a condiciones adversas la cual es conferida en parte por la presencia de rizoma o tallo reservante subterráneo. Después de sembrada crece emitiendo brotes que terminarán por llenar la maceta. Requiere poco riego. Peperomia (Peperomia argyreia) No es una planta de interior que necesite mucha luz, por lo que se puede colocar en lugares alejados de las ventanas o fuentes de luz. Se desarrolla bien con poco riego y no requiere alta humedad ambiental. Es apropiada para colocar en macetas colgantes.
Consejo:
para lograr que las hojas se vean más saludables y prevenir que se llenen de polvo. Vierta unas gotas de glicerina en un paño y frota las hojas verdes de tus plantas de interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada