Follow by Email

sábado, 31 de agosto de 2013

Problemas con mi lucky bamboo ó bambú de la suerte. Tallos blandos y hojas amarillas en mi Dracaena sanderiana

Esta serie de entradas en las que me envían sus problemas con las plantas de bambú de la suerte o "lucky bamboo" ha resultado bien interesante y muy útil ya que esta especie es actualmente muy común en distintos ambientes. Por otra parte, debido a la simbología que se le ha atribuido es objeto de regalos e intercambios significativos.


A continuación dos problemas muy frecuentes y sus posibles soluciones. Las fotos me las han enviado dos seguidoras de mi blog. 




Caso 1. Esta planta de lucky bambú tiene las hojas más jóvenes o nuevas más largas, amarillentas y muy delgadas, mientras que las más viejas (basales) se ven más pequeñas, de color verde oscuro y más vigorosas.
En general el aspecto de las hojas más jóvenes se conoce como etiolación. Es una respuesta de cualquier órgano de la planta a la falta de luz. El órgano etiolado, se caracteriza principalmente por presentar ahilamiento o  crecimiento exagerado en longitud, pero su aspecto no es vigoroso. En el caso de las hojas etioladas, presentan clorosis ó pérdida del color verde característico y disminución de la materia seca.
Es importante señalar en este Caso 1. que las hojas viejas ubicadas hacia la porción más basal del brote han alcanzado su máxima expansión. En esta especie son de menor tamaño que las hojas más jóvenes, lo cual en otras especies puede ser al contrario. 
Solución: debes revisar el lugar donde tienes la planta, ya que está indicando que requiere "urgentemente" mayor cantidad de luz. Esto no indica que la saques al sol, ya que no lo tolerará y no es su ambiente. Es recomendable que reciba luz intensa. Puedes sacarla  a una ventana o sitio del patio en horas de la mañana por unas dos horas. Al salir el sol, colócala en un sitio de la casa bien iluminado preferiblemente con luz natural. Evita colocarla en sitios donde no circule el aire.

Aunque en la foto no se ve el florero completo, se nota que el tallo o caña está torcido, trata de colocarlo bien derecho ajustándolo con las piedritas (Ver la foto abajo). No le coloques agua por encima del nivel de las piedras.
Para el lavado de las piedras y cambio del agua, te recomiendo ver mi video de you tube aquí



Caso 2. Este bowl tiene siete tallos o cañas de Lucky bamboo, las cuales han permanecido en él durante 2 años . El problema es que recientemente uno de los tallos uno de los tallos se puso amarillo y tiene unas manchas negras como podrido.

Solución. Cuando algún órgano de la planta (raíz, tallo, hoja, flor o fruto) presenta ablandamiento es un indicativo de que está ocurriendo una pudrición. Las pudriciones están generalmente asociadas con la acción de bacterias que invaden el tejido y producen descomposición, deterioro y muerte. En estado avanzado se producen manchas oscuras, que podrían se evidencia de presencia de hongos.
Solución: en este caso lo primero que debes hacer es sacar el tallo que presenta problemas ya que terminará por enfermar a los que aún están sanos. Luego saca las piedras y mételas en una solución de 1 litro de agua y 2 cucharadas de cloro. Luego lávalas y vuelve a armar el sistema. También lava bien el bowl con la solución clorada.
En la foto no se ven las raíces, pero cuando saques los tallos para lavar las piedras verifica en qué esto están. 
Asegúrate de que la cinta dorada  y roja que los mantiene atados no esté muy apretada. Coloca agua limpia.

En cuanto al número de tallos (7), si quieres mantenerlo, compra un tallo del mismo tamaño y grosor para que sustituyas al que está enfermo y mantengas los 7 tallos como hasta ahora. Eso también tiene su significado energético.

Para el lavado de las piedras y cambio del agua, te recomiendo ver mi video de you tube aquí





¡Good luck!

Para otros problemas con lucky bambú puedes revisar las entradas sobre aquí, aquí y aquí.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada